Biden declara zona de desastre por incendio en Nuevo México

Biden declara zona de desastre por incendio en Nuevo México

Bomberos contuvieron el avance del incendio en Nuevo México, el mayor forestal activo en Estados Unidos luego de que los vientos aminoraron. El presidente Joe Biden aprobó una declaración de desastre que liberará más recursos financieros a las zonas remotas del norte de Nuevo México devastadas por el fuego.

La representante federal Teresa Leger Fernandez anunció la declaración presidencial de desastre durante una sesión informativa nocturna del Servicio Forestal. Dicho siniestro se ha extendido por 647 kilómetros cuadrados de bosque alpino y praderas en el extremo sur de las Montañas Rocosas.

“Nos ayudará a la reconstrucción y nos ayudará con los gastos y penurias que la gente enfrenta en este momento”, dijo la legisladora. “Nos alegra que se haya decidido con rapidez”.

Acciones contra el incendio

Los jefes de bomberos aprovechan un momento de clima relativamente tranquilo y fresco para impedir que el incendio se acerque a Las Vegas y otros poblados de Nuevo México. Aviones y helicópteros arrojaron retardante contra el fuego. Las cuadrillas en tierra despejaban madera y maleza para evitar el avance de las llamas en frentes cruciales del incendio.

Desde hace días, bulldozers han abierto cortafuegos en las afueras de Las Vegas, de unos 13.000 habitantes. Las cuadrillas efectúan quemas para eliminar vegetación en esas partes. Las aeronaves lanzaron más retardante del fuego para que sea una segunda línea de defensa al oeste de la ciudad en preparación para los intensos vientos previstos el fin de semana.

La policía exhortó a los habitantes a tener cuidado y no propagar desinformación. El jefe de la policía de Las Vegas, Antonio Salazar, dijo que se efectuarán patrullajes antirrobo en zonas evacuadas.

El incendio sólo ha sido contenido en 20% de su perímetro. En una zona, las llamas estaban a 1,6 kilómetros de distancia de Las Vegas. La verdadera preocupación eran las ráfagas de viento de 96 kilómetros por hora o más que se prevé afectarán la zona el fin de semana.

Oeste de Estados Unidos bajo amenaza constante

Los incendios se han convertido en un peligro todo el año en el oeste de Estados Unidos afectado por la sequía. Aquí se desplazan más rápido y arden a mayor temperatura que nunca debido al cambio climático, dicen científicos y expertos. Funcionarios señalaron que zonas boscosas con exceso de flora y donde se ha acumulado vegetación pueden empeorar las condiciones.

A nivel nacional, el Centro Nacional de Interagencias contra Incendios informó que una docena de grandes incendios no contenidos han destruido 1.129 kilómetros cuadrados (436 millas cuadradas) en cinco estados, incluido Nuevo México. Más de 2.500 bomberos para bosques y personal de apoyo están asignados en todo el país.

Comments

comments

menu
menu