Cierran centro de atención para niñas inmigrantes en Houston

Cierran centro de atención para niñas inmigrantes en Houston

Una instalación en Houston donde se encontraban niñas que cruzaron solas la frontera hacia Estados Unidos estaba siendo cerrada y las menores eran desalojadas, informó el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS por sus siglas en inglés) el sábado.

Unas 450 niñas permanecían desde el 1 de abril en un Centro de Admisión de Emergencia de Niños no Acompañados (EIS), operado por la Asociación Nacional de Iglesias Cristianas (NAACC por sus siglas en inglés), cerca del aeropuerto intercontinental Bush.

“El EIS de la NACC en Houston y otros Centros de Admisión de Emergencia son utilizados como medida temporal”, afirmó el HHS en un comunicado.

Representantes de FIEL, un grupo en defensa de los derechos de inmigrantes con sede en Houston, elogió el desalojo de las niñas, que según el director de FIEL, Cesar Espinosa, tienen entre 13 y 17 años, aunque tenían dudas sobre las razones de la medida.

Espinosa dijo que el viernes en la noche se registró un incidente en el centro y un empleado de FIEL vio a policías y ambulancias en el exterior del lugar, pero no pudo determinar qué había sucedido.

“Parecía que había mucha confusión sobre lo que estaba sucediendo”, afirmó Espinosa, quien tradujo la descripción de la escena narrada en español por el empleado Alain Cisneros. “Las personas ahí parecían estar en postura triste, con sus cabezas hacia abajo y parecían enjugarse las lágrimas”.

La policía de Houston no contestó de momento el sábado una llamada telefónica en busca de declaraciones sobre el asunto. Y una llamada a la Asociación Nacional de Iglesias Cristianas no fue respondida.

Espinosa, que había recorrido el centro, dijo que las niñas eran alojadas en un almacén.

“No había realmente espacio para el distanciamiento social… Sólo les permitían levantarse de su catre para que fueran al baño y las duchas”, agregó.

“Todo lo traído era de uso temporal. Las duchas eran temporales, los baños eran temporales, así que este espacio no estaba equipado para alojar a nadie, mucho menos a niñas”, señaló Espinosa.

El HHS indicó que unas 130 de las niñas tienen planes para ser entregadas a un patrocinador, por lo general uno de sus padres o un pariente, y la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR por sus siglas en inglés) buscará encontrar un patrocinador para las menores restantes.

Funcionarios de bienestar infantil de Texas dijeron en fecha reciente haber recibido tres denuncias de presuntos abusos y negligencia en una instalación en San Antonio en que se encuentran más de 1.600 adolescentes inmigrantes que cruzaron la frontera sur.

El mes pasado, el gobierno de Estados Unidos dejó de llevar adolescentes inmigrantes a un centro en Midland en medio de los cuestionamientos sobre la seguridad de esas instalaciones de emergencia.

El HHS ha abierto en forma apresurada grandes instalaciones para albergar a niños migrantes en el suroeste en medio de un incremento marcado del número de menores no acompañados que cruzan la frontera sur. La falta de capacidad de la agencia durante el aumento de los cruces fronterizos al inicio del gobierno del presidente Joe Biden causó que menores esperaran a veces por semanas en centros hacinados y no aptos de la Patrulla Fronteriza.

Comments

comments

menu
menu