En Twitter, Trump amenaza con disparar a manifestantes de Mineápolis

En Twitter, Trump amenaza con disparar a manifestantes de Mineápolis

El presidente Donald Trump dijo en Twitter que enviará a las tropas de la Guardia Nacional a Mineápolis y que ellos “harán bien el trabajo” si el alcalde Jacob Frey no logra controlar las protestas por la muerte de George Floyd, un hombre negro que en imágenes de vídeo mostraba dificultades para respirar mientras un policía blanco estaba arrodillado sobre su cuello.sume control but, when the looting starts, the shooting starts. Thank you!

“Ante cualquier dificultad asumiremos el control pero, cuando empiece el saqueo, empezarán los tiros”, escribió en tuits publicados a medianoche.

El tuit fue censurado por Twitter al considerar que violaba las normas de la compañía “relativas a glorificar violencia“. Las reglas de la compañía establecen que “no puedes hacer amenazas violentas contra una persona o un grupo de personas”.

Los manifestantes incendiaron la comisaría del 3er distrito, donde trabajaban los policías que participaron en la detención de Floyd

Los últimos desórdenes en la ciudad más grande de Minnesota se produjeron en gran medida sin control, resultando en incendios, saqueos y vandalismo, a pesar de que el gobernador Tim Walz ordenó que se activara la Guardia Nacional para ayudar a restablecer el orden tras dos primeros días de disturbios provocados por el fatal arresto de Floyd, de 46 años, el lunes por la noche.

A diferencia del miércoles por la noche, cuando los manifestantes que lanzaban piedras se enfrentaron repetidamente con la policía antidisturbios, las fuerzas del orden mantuvieron un perfil bajo alrededor del epicentro de los disturbios, en las afueras de la comisaría del tercer distrito de la ciudad.

Los manifestantes que se agrupaban fuera del edificio se replegaron brevemente bajo las ráfagas degas lacrimógeno de la policía y las balas de goma que les dispararon desde el techo, aunque luego se reunieron y finalmente atacaron el edificio, prendiendo fuego a la estructura mientras la policía parecía retirarse. Más tarde se vieron manifestantes en el tejado.

Agentes de la ley locales, estatales y federales trataron de aliviar las tensiones raciales provocadas por la muerte de Floyd prometiendo hacer justicia.

Cuatro policías municipales implicados en el incidente, incluido el que aparece presionando su rodilla contra el cuello de Floyd mientras este último yacía en el suelo, gimiendo “por favor, no puedo respirar”, fueron despedidos al día siguiente.

El caso de Floyd recordó la muerte en 2014 de Eric Garner, un hombre negro desarmado de la ciudad de Nueva York que murió después de que le practicaran un estrangulamiento policial prohibido porque a él también se le oyó murmurar “no puedo respirar”.

Las últimas palabras de Garner se convirtieron en un grito de guerra para el movimiento Black Lives Matter que se creo en medio de una ola de asesinatos de afroamericanos por parte de la policía.

Comments

comments

menu
menu