Neymar, de no tener para pagar la luz a brillar con Brasil

Neymar, de no tener para pagar la luz a brillar con Brasil

El astro brasileño nació el 5 de febrero de 1992 en la localidad de Mogi das Cruzes, perteneciente al estado de Sao Paulo, en Brasil. El barrio que vio nacer a ‘Ney’ se caracteriza por ser un lugar marcado por la pobreza y la violencia, ahí la familia del ahora jugador del PSG tuvo que buscar la manera de sobrevivir.

Aunque su padre intentó ser jugador, no logró destacar y tuvo que probar en diferentes empleos para llevar algo de comida a la casa. Las dificultades económicas golpearon a la familia antes, durante y después del nacimiento de Neymar y un accidente estuvo a punto de quitarle la vida al pequeño junto a sus padres.

EL ACCIDENTE QUE PUDO CAMBIAR SU VIDA CUANDO ERA NIÑO

Apenas tenía cuatro meses cuando el hoy futbolista sufrió un grave accidente automovilístico en el que estuvo a punto de morir junto a su papá y su mamá. Afortunadamente, se sobrepusieron a las lesiones y siguieron adelante, aunque las dificultades económicas persistían.

En una entrevista, el jugador del PSG confesó que debido a la falta de dinero, él, sus hermanos y sus padres tenían que dormir juntos en un solo colchón y muchas veces no tenían para pagar la electricidad.

EL PEQUEÑO NEY MARAVILLÓ EN EL FUTBOL SALA

Conforme fue creciendo, Neymar se volvió un niño bastante inquieto, quien tenía que buscar diferentes actividades en las cuales distraerse y encontró en el futbol su mayor hobbie. A los seis años comenzó a jugar en un equipo de futbol sala y pronto la gente comenzó a notar sus habilidades con el balón.

Su talento comenzó a darle fama y su nombre se hacía cada vez más conocido entre los barrios brasileños. En 2003 llegaría el momento que cambiaría la vida de ´Ney´ y su familia: el descubrimiento de los visores de Santos FC, uno de los clubes históricos del mundo, quienes le ofrecieron un contrato inmediatamente.

Los problemas económicos empezaban a desaparecer y Neymar destacó en las divisiones inferiores del conjunto brasileño. Hubo invitaciones de equipos europeos para probarse en sus academias, incluso del Real Madrid, pero no se concretó ninguna negociación.

El jugador debutó a los 17 años en la primera división y permaneció hasta 2013 con el Santos FC, hasta que llegó la llamada del Barcelona y una negociación que daría muchos éxitos para el conjunto blaugrana y para el crack que maravillaba con sus fintas y regates. Y como dicen, el resto es historia…

Comments

comments

menu
menu