Otra vez, fracasa plan demócrata que daría residencia a millones de indocumentados

Otra vez, fracasa plan demócrata que daría residencia a millones de indocumentados

Los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos enfrentaron un nuevo revés para sus esperanzas de encontrar una vía para la ciudadanía, una promesa que los demócratas han expresado constantemente.

Los demócratas en el Senado no lograron que se incluya en el proyecto presupuestario de infraestructura de 3.5 billones de dólares la reforma migratoria, a través de la cual el Gobierno de Joe Biden planeaba abrir una vía a la ciudadanía para los millones de inmigrantes que se encuentran en Estados Unidos de manera indocumentada.

El fracaso demócrata se dio cuando la asesora parlamentaria y apartidista del Senado, Elizabeth MacDonough, rechazó nuevamente incluir el plan de los legisladores demócratas en el proyecto de ley presupuestario en el sistema de reconciliación.

Plan B demócrata

Los demócratas presentaron este “Plan B” para la reforma migratoria después de que otro intento fuera rechazado apenas hace diez días. El Plan B pedía cambiar la fecha de ingreso al país que se exige para que los indocumentados y sin antecedentes penales puedan solicitar un ajuste de su estatus migratorio en el país.

Para que el inmigrante sin papeles obtuviera la residencia permanente o Green Card, la reforma migratoria también pediría una residencia continua y tener un buen carácter moral.

Reforma migratoria

Legisladores demócratas proponían que quienes están desde 2010 o antes puedan pedir la residencia, en lugar del año 1972. Con esta reforma, alrededor de 8 millones de personas se verían beneficiadas.

Para mala fortuna de los inmigrantes indocumentados, MacDonough dijo que esa opción no era posible, con lo cual decidió el destino de millones de indocumentados que se volvieron a quedar con las manos vacías ante las promesas demócratas.

Hasta el día de hoy, el Congreso se encuentra en un momento clave para la aprobación del proyecto presupuestario de infraestructura para el próximo año fiscal. Este jueves, el Senado votará una ley provisional de gastos para tener recursos al menos para llegar a diciembre y evitar el cierre parcial de Gobierno mientras se sigue negociando el proyecto de infraestructura de 3.5 billones de dólares.

Comments

comments

menu
menu